domingo, 4 de abril de 2010

…porque siento esta ternura…




Porque siento esta ternura sólo con mirarte,
… puedo imaginar la dulce tortura de sentirte,
Porque la calidez se cuelga de tu persona,
…supongo el vértigo de una caricia,
la blandura de un beso,
el roce de tus manos, grandes, generosas,
amigas en mi cuerpo.


Porque siento esta ternura sólo con oírte,
.. puedo hablar del candor de tu voz,
del sonido que me produce escalofríos cuando me pronuncias,
como un amigo
porque tienes en la mirada toda la profundidad del mar y el cielo del verano atrapados en los ojos, conviertes un invierno en primavera al sonreír,
porque tu cuerpo liviano, masculino,…. ¿sutil?..
me anuncia una delicadeza aprisionada,
deseosa de escapar, de huir… ¡¡ojalá fuera hacia mí!!
porque de tu persona emana el duende que elegiría para vivir,
para saborear, para teñir mi vida empañada, que es negra… gris…
¡¡EN BLANCA POR FIN….!!

Porque siento esta ternura, me siento agradecida,
..sí… en silencio…(no te lo digo),
.. porque siento esta ternura.. me callo… me escondo.. recelo..
..porque siento esta ternura desearía luchar… y me rindo…
..desearía correr.. y me freno… desearía decirle a la ternura de tu voz,
de tu cuerpo,
de tu mirada…
… que sólo tengo una esperanza,  que me devora el deseo..
de formar parte de tu todo…
de tu nada,
de tu cuerpo,
de tu alma,
de tu ternura latente…

(“porque siento esta ternura… sólo me queda mirarte…” mi  buen amigo)