sábado, 4 de junio de 2011

tus tristes ojos..

Llueven tus tristes ojos,
es tanta la humedad de su sentir
que el alma se encoge enmohecida..
soñando dejar de existir...

El dolor contenido  (en contención)
el corazón taciturno
intenta recordar una vieja oración..
y sólo escucha ladridos (gruñidos) de urgencia,
de egoísmo,
ni tan siquiera de razón...
(por qué se exige uno tanto...? ¿con quién se comparó?
desearía poder devolverte esperanza, aun  perdiéndola yo.,


El compartir evitado
el apoyo desechado
crueldad en la decisión
inalterable la acción..
.. huir.. huir a la cueva del vacío..
y como engaño.. allí encontrar todo el dolor esparcido
adherido a sus paredes
en los techos suspendido..
sufrir..
... y no morir..
sufrir...
y vivir repitiendo este martirio...


Tiemblan parturientos los párpados
en espasmos de lágrimas de cristal...
llueven tus tristes ojos..
querría no tener que mirar.. (ese mar)
......
pero no voy a detener el vuelo de un pájaro
no voy a frenar el brotar de la flor
cómo volar la nube en el aire
sólo esperar cerca ...
a tu lado..
para empujar tu vela
hasta que  tomes de nuevo tu timón..



me bebería tus lágrimas
si pudiera..

.. .cambiaría .. mi azúcar por tu sal...
absorber así todo ese mal..