viernes, 11 de marzo de 2011

onírico.





Tiemblo entre tus brazos,
ramas del árbol que acunan mis hojas
y como vertida resina
me adhiero a tu estructura,
protectora,
segura,
buscando la quietud, la permanencia..


Aspiro tu aroma, 
frescor, 
esencia de robustez y entrega...
Escucho tu latir, 
que retumba a borbotones,
vibrando, musicando al compás de vivir,
... al sonido avasallando,
ocupando silencios de existir..


Sueño que me fundo,
me diluyo en ti
... sueño que tu materia es mi linaje,
la esencia que nutre mi núcleo, para vivir..


Acompaso mi aliento,
te entrego mis labios,
quiero beber de ti..
penetro bajo tu piel,
corro junto a tu sangre,
savia que me presenta pasados
que deseo recordar para vivir...
para vencer...
existir...

(Cambio... fragilidad... soledad.. y tristeza...)