lunes, 28 de marzo de 2011

SIN PULSO

Tú me lo dices,
desertor de mi vida,
en la intimidad, verdugo sentenciando con amistad,
entonces...
lanzas al vuelo la verdad
que cae muerta al suelo,
por indiferencia y deslealtad.



Replica dolor,
sin riego de agua.. sólo sal..
avances que inician el final..

Sonrisas adoctrinadas
desamparadas de fé
... de faz...

El frío se cuela en tu infierno particular
y arrasa con temores inciertos
deteniendo el pulso que te permitía vibrar,
eliminando el avance
... también el echar la vista atrás..
detenido..
borrado.. absorbido en el final..



...nada... ya nada hay...