jueves, 18 de agosto de 2011

Mi caracola albina..

  ..  no te enteras..

que este mi desarraigo de la  realidad, lo provocas tú,
porque mejor que en ese (a)- mar... no se puede estar.

.. no te enteras..
que me he vuelto vigía en este océano de paso,
"práctico" sin trabajo,
oteando oleajes de este (a)- mar,
que sé.. no navegarás..

... no te enteras..
que necesito creer que te iluminará mi faro algún día,
guiándote a esta isla
aún sin explorar..

 .. no te enteras..
que a mi soledad
(aunque doliente)
le acompañan las más bellas estrellas,
tormentas de luz,
acunadas (baldeadas) en espuma de (a)-mar

 ..no te enteras..
que te ofrezco dulcemente mi sal,
enmarcada en corales de espera,
plagadas de placeres
con promesa de no naufragar..

 ..no te enteras..
que recibo tu aliento como tempestad,
tu decisión ... niebla ,
que no me atrevo a traspasar...
y lánguidamente, te recuerdo, diciéndote...
- no te alejes de las estelas que dibuja el camino que te traerá.. 

.. no te enteras... que te espero..                               
 ...no te enteras..

que escondo tu irrealidad (¿una mentira?)..inmersa
en... una caracola albina... en el fondo de mi (a)-mar..
..no te enteras..
.. no te quieres enterar...




 
Nota: Mi caracola albina... no mide el dolor.. sopesa la ternura....