lunes, 8 de octubre de 2012

Salud verbal.



Mis labios se han declarado en rebeldía,
se niegan a pronunciar la forma a cada palabra que nace,
obligándome a tragar cada letra,
a retornarlas al inicio... de donde provienen..
- así - se debilita y delimita mi memoria,
recortando tiempo a las situaciones,
impidiéndolas nacer...

... - esas palabras -...

Algunas..
brotan heridas,
desconexas,
malformadas..
y de su belleza sólo resta
lo que la imaginación les desprende.

Mis ojos se cierran intentando fotografiar su contenido,
radiografía de significado... con tiempo vencido.


Igual que el cuerpo es frontera...
también las palabras no dichas... encarcelan ..











la enfermedad brota en gritos,
cuando la salud verbal se sincera...


Nota: Imágenes recogidas de Internet.