miércoles, 13 de julio de 2011

el asesino...

.. cuando el asesino eres tú...
y no sirve de nada correr despavorido de esa piel que te conforma (y recoge),
cárcel de temperatura aborrecible,
latido de sonido insoportable,
cada respiración duele como un nuevo zarpazo,
profundo...
dentellada de lucidez  demoledora,
perforando de raíz .. la razón,
destruyéndola en un instante...
ofreciendo sal a la nueva grieta abierta en el corazón...


(me llamo "asesino"... pero yo... yo...no luché .. me dejé morir...)