martes, 15 de junio de 2010

... Ausencia

Tu ausencia… insondable precipicio en mi alma,
repleto de tormentas,
de vértigos,
de incandescencia…
oscuridad,
frío,
temblores y temores…

Retumba tu silencio en mi vacío
despeñándose mis sueños,
entre tu distancia,
bajo tu desidia…
para nuestro destiempo…


Me abandono al dolor
que brota como sudor
(en esta interminable carrera),
que me regala latigazos de desesperación…
mirarte… y tan siquiera poder llorar,
sentirte… y no exteriorizar..


Como a una camisa usada,
… me das la vuelta
y… ya no soy nadie,
me despojo de mí … para ti,
… me arrugo,
me siento gastada…
“gris”…..
 
Tu ausencia sólo me devolvió la sombra…
eso soy…
mansedumbre en la hoguera,
… silencio en el vacío de tu ausencia…