domingo, 29 de abril de 2012

... amantes ...

A veces pienso que querría hacerte daño - no, no es verdad.. -para que sepas a dónde va el placer, cuando sobrepasa ese límite.

Te paseo, como al propio aliento,
de dentro afuera,
de afuera adentro,

con la locura por deseo,
balseo desde tu vientre,
me alzo entre tus brazos,
remo con (en) tu cuerpo

estallo espuma en tu oleaje
mar cálida que me invade,
que me acuna, que nos retorna así....
al siseo de mi cuerpo a tu cuerpo
- ausentes del mundo - ... sordos del tiempo...

y  de nuevo, una vez más,
de tu deseo brota mi deseo,
de mi deseo brota tu deseo..

Después de este primer encuentro, sentirás que me esperaste toda la vida y que está compensado  todo este tiempo..


... y no dejes de mirarme a los ojos mientras tu espuma se diluye  en mi arena... ya impregnada de tu esencia... ya impregnada de ti..

"Amantes-mariposa" - Javier Rubinstein