jueves, 20 de septiembre de 2012

la niebla...


Vuelve la niebla...
sé, que te voy a perder,
cuánto frío es capaz de soportar mi piel?
cuanto abandono  recaba y cobija   mi corazón ..

Vuelve la niebla...
y todo lo envuelve,
no puedo verte... sólo sentirte en esta ceguera
en la oscuridad más blanca,
a plena luz del día...

Vuelve la niebla
y desapareces...
querría creer que es un sueño... - una pesadilla -
y me quedo parada.. frente a esa inmensa pared ,
esa frontera , ese abismo que imagino hueco, agujero ... vacío..
traspasarlo...
como un dolor,
como el desconsuelo,
existe, lo sientes,
no huele, no sabe, no suena ..
no se ve...














rendidos y arrepentidos los sentidos físicos,
desbordado el corazón de miedo y desconocimiento...
desencajo la intención a mi capacidad de movimiento
no quiero avanzar ..
querría desertar...
ocultarme ...
desatenderme como en un  desvanecimiento..
... pero .. nunca vi a una mariposa abandonar sus alas...

Vuelve la niebla... y tú .. ya no estás...



Pd. ... imaginar... vivir ?

Nota: Imagen recogida de Internet.

15 comentarios:

  1. Cuando un elemento merma la capacidad de visión... hay otros sentidos, buscando su dosis de protagonismo.
    Una pequeña ñuz,
    dormita sobre un instinto,
    no importa el estar
    sino el desear estar,
    la capacidad de las alas
    son el dogma de una mariposa.
    Cuando escribes avanzas
    y expones un ápice de tu dulzura.
    Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Llaga la niebla envolviendo en las nostalgia tus vivencias ,pero siendo como tú eres no tienes más remedio que volar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ... quizá el desear estar, forme la materia de esa niebla.. no sé..
    a veces lo que te detiene es lo mismo que te impulsa..

    un beso nebuloso Sir..

    ResponderEliminar
  4. André, lo bueno de escribir es que quién te lee, puede objetivamente, decir cosas como tú acabas de hacer.. tienes más seguridad en lo que dices de mi que en lo que yo misma creo.. Gracias...

    recordaré.... "no tienes más remedio que volar.."
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A veces le tememos a lo inevitable, me quedo con tu hermosa frase:
    "nunca vi a una mariposa abandonar sus alas..."
    Así que hoy al descubrir tus sentidas letras llego hasta este hermoso lugar y me creo que no abandonaras tus sueños aunque no sea todo tal y como deseabas, dejo un beso.

    ResponderEliminar
  6. La niebla puede ser el manto que cubre las primeras horas de un día soleado Flor.

    Parece que las montañas, los ríos, hasta la casa de enfrente han desaparecido...pero cuando se disipa aparece todo lo bello que escondía.

    Y si entonces notas que, algo o alguien ya no están, suspira todo lo que quieras pero no olvides que algo vendrá que llene su vacío.

    Además tu eres mariposa ¿no? pues ya sabes volar, nadie te tiene que enseñar. :)

    Muakkkssssssssss.


    ResponderEliminar
  7. la oscuridad blanca, a plena luz del día, sí, he sentido eso y es doloroso y aterrador, el terror absoluto no distingue colores.

    ResponderEliminar
  8. Fíjate qué curioso FLOR, cielo, todo lo que no me gusta la lluvia, meencanta la niebla...

    Supongo que aquí hablas de esa ceguera, miedo, humedad desapacible, soledad... todo lo que se siente cuando te sientes sola porque alguien se ha ido, no está, has supuesto que estaba y no ha llegado, buscas y ya no lo ves...¡¡qué se yo!! esa nube blanca y opaca que impregna todo de frío y humedad...

    ¿Sabes por lo que me gusta la niebla? en realidad la niebla solo es una nube que ha bajado demasiado... por eso me gusta, es la única forma que tenemos de caminar dentro de una nube...escondidos entre sus paredes blancas...pero al terminar, las nubes siempre van a su lugar ... el cielo... siempre terminan por subir, tras ellas siempre llega la visión nítida, clara, brillante... mientras permanecen en el suelo, juegas al escondite contigo misma, sabiendo que como en el juego... al final siempre te encuentras o te encuentran...¡¡siempre!! y ahí...

    jajaja es donde FLOR majestuosa jajaja impresionante, inmeensa ...despliega sus hermosas alas de mariposa de colores y... ¡¡¡ vueeeeeela !!! :-)


    Mil besos preciosa y muuuy feliz domingo, mi FLOR.

    ResponderEliminar
  9. Alexia, Gracias por tu visita y tu precioso comentario.
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Mi niña Maite!!!.. soy mariposa.. sí... pero ya escribí un día.. que tengo alas de madera..
    Gracias cariño por tus palabras.
    Besote enorme.

    ResponderEliminar
  11. Dani, me siento comprendida...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. María.. no sé que haría si no estuvieses en mi vida... aisssss..
    Bonito eso de las nubes a ras de suelo...
    No sé cómo lo haces.. pero siempre "descorres" ese cortinón pesado y oscuro de "mi ventana"..
    un beso mi cielo...

    ResponderEliminar
  13. Nunca una mariposa abandonó sus alas y si la niebla viene es para suavizar los más duros contrastes. Amo la niebla -moderada- como fenómeno físico. En el corazón también debe ser leve. A las mariposas no les va bien la niebla por sus alas, deben de pasar el invierno discretamente...pero vuelven siempre desbordando sus colores en el aire y haciendo de todos sus movimientos una obra de arte. Besos , amiga. Sé como duele.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, no sé si sigues Arte y Poesía. Es el Blog al que dedico más atención.
    http://mateosantamarta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Mi querido Mateo!!!.. Gracias, sé lo ocupado que estás.. gracias por venir y dejar tus palabras, que me hacen sentirme compredida y querida..

    No tenía tan controlado el blog Arte y Poesía , pero sabiendo que "andas" más por allí, lo haré..
    un abrazo bien grande mi amigo

    ResponderEliminar