lunes, 3 de septiembre de 2012

.. tregua...




El día que te des una tregua...
En ese minuto posterior, te encontrarás...
si, en el punto exacto donde te abandonaste
para convertirte en dualidad enfrentada,

(donde) aquello que te honraba,
que te otorgó dignidad,
(acabó) denostado por una enferma inteligencia
que perdió el control, desajustando..
desconectando tu ¿alma? ¿tu corazón?.



los años no son presa, no retienen intención,
el aislamiento aséptico produce pensamientos sin emoción.

El vacío lo llena todo, campa a sus anchas
haciéndote desertor... invisible, inexistente tú,
únicamente reflejos de imaginación.

Un cuerpo lleno de vacío adentro,
un débil y anestesiado corazón,
el alma drogada en tiranía de engaño
de un hombre que no pudo más y se abandonó..

El día que te des una tregua... cesará el dolor..



Nota;  Imágenes recogidas de internet