martes, 20 de julio de 2010

sé porqué...




No sé porque, hoy me he “tropezado”  triste..
y siento, aquí dentro del pecho, en una esquinita del corazón,
un pinchazo como una puntada ,
que lo obliga a encogerse y modificar (levemente) su son…
No sé porque si recuerdo tus palabras de nuevo,
desaparece la razón,
se me coloca  de punta el alma
y recupero frío, tristeza … y esta desilusión…
No sé porque he comenzado a llorar
todas las lágrimas juntas (esas) que tenía guardadas con tus recuerdos
… y ya no puedo parar.
(sin control siento cómo se me vacía el alma, desgastada ya en el final)

No sé porque el dolor se extiende desde el inicio de mi piel al último pensamiento,
y no existe medicina que me pueda aliviar,
y aunque tu aroma adormece mis sentidos
sólo unos segundos, … y se torna en hiriente puñal..

Hay huellas de tu paso por todo mi cuerpo..
esas… esas no las puedo (ni quiero) borrar…

No se porque me miro y te encuentro,
No se porque hablo y puedo escuchar tu voz (¡¡ es qué no se quiere callar!!)

No se porque te presentas en mi silencio,
No se porque no puedo apagar tu voz.
………………

¡¡Huye corazón, !!
No te quedes a verme caer
¿Afrontar el destino?
éste que a veces … dulce y otras hiel…
No se porqué si avanza el tiempo
tú rejuveneces
y con ello mi dolor,
te me apareces como fantasma,
sin lógica  y estresando temor
No sé porque la locura brota desde mis entrañas
cómo un tormento
…voraz pasión
que no la detiene nada
hasta mi cerebro embaucó
que ha encenagado mi alma
que ha  estrellado mi ilusión
contra esas rocas que bordean tu mundo,
(tu vida) la que intenté navegar yo.