miércoles, 18 de mayo de 2011

La herencia - el testamento

"Cariño mio, nunca olvides cuánto te quiero, - y aunque lo olvides, que lo sigas sintiendo -,  que tú eres mi principio sin fin.."


Recuerda que "tú" eres maravillosa, que vivir es un regalo que hay que saber agradecer, que si tú te quieres y respetas, en eso mismo se te  reconocerá.
Acepta los golpes que recibas - una sola vez -, (porque de ellos hay que aprender), aún sabiendo que nadie está libre de "doler".. que cuando uno cree que todo se derrumba, sólo un paso más adelante, se está iniciando la reconstrucción y se evaporan los ¿por qué?..
que también llorando muchas veces, la risa nos ha asaltado, que si has sufrido, sabrás valorar mejor la felicidad que llegue a tus manos y que tú sabrás direccionar al corazón.
Hoy un problema parece una montaña inexpugnable, de esas que eliminan el ánimo de iniciar la subida (la escalada), sólo hay que pararse un momento, coger aire y pensar, que con tiempo y ánimo, se puede y una vez arriba, la percepción cambia, las medidas decrecen y uno recupera valor propio, respeto interno y reconocimiento personal (interior).
Equivocarse es bueno, pero hay que saber verlo y (deglutirlo), a veces se atraganta con orgullo... (evítalo si puedes, al menos, ese que sólo engorda y no alimenta)
No te excedas en rebeldía ni abuses de mansedumbre, se fiel a ti, día a día, reclama, exige, la vida no está por encima tuyo, trátala como un igual, como desearías ser tratada, quiérela , respétala, si es necesario, de vez en cuando, rétala... nunca te rindas y si la vida te da la espalda... cariño...- como dijo alguien - ¡¡ "tócale el culo"...!!

"Quiere con todo tu corazón, tu cuerpo, tu alma, odia lo menos que puedas y ríete siempre , que así lucirás como una estrella.. no dejes que la vida te arrincone, lucha por ella".

(Para mi hija.. mi mejor herencia..)  ¡¡ QUE TE QUIERO!!