sábado, 7 de mayo de 2011

Veneno




Hoy se me ha amarrado la melancolía fuerte en el pecho,
consiguiendo que los suspiros
ordenen ritmo a mi respiración.


Miro la taza de café humeante al final de mi mano,
un gesto, .. a penas un pequeño sorbo,
quisiera con su sabor,
barrer ésto aquí anclado,
entre la garganta y el pecho...
insisto...
pero termino el café
y esa presa sigue intacta,
reteniendo ... no sé qué...


El miedo,
ese gigante que nace de ningún sitio
y se ubica en todo mi ser,
cubriendo... casi diría
...sustituyéndome,
me mira desde su altura vertiginosa,
yo.. sólo puedo cerrar los ojos,
respirar de nuevo
y escribir en mi mente
(con blanco sobre negro para verlo)
re - la - ti - vi - za .
¿qué puede ser peor?
(y vaya si me contesto)...
...sigo creyendo que para ser feliz,
lo mejor es .. el desconocimiento..
me digo (prometo que me contento)que...
- respiro
- entiendo
- siento...
ahora... sólo me queda una duda..
¿ésto no será un sueño?
¿ó simplemente el veneno?..