martes, 31 de mayo de 2011

Un cuento II

Segunda parte:
... pero a veces "yo" tiene miedo a encontrar a sus antiguos compañeros de vida y cuando "nadie" se va con "cansancio" a su casa, suele aparecer "sueño" que se ríe cuando nadie lo ve, ni lo oye, sólo cuando "yo" se duerme, entonces, le cuenta cosas sobre "tu" y "4 problemas" con "mala racha" y los demás.. y le asusta con "futuro" que nacerá dentro de poco, pero "yo" cuando despierta por la mañana, no tiene ya miedo, porque "nadie" está a su lado otra vez.
¡Qué buenos amigos son "yo" y "nadie" a pesar de que pronto se irán  a "destino".

"El" es un amigo de "yo" que conoció cuando "nadie" enfermó en "destino".
"El" es un poco pasota, pero siente verdadero cariño por "yo". No se parece en nada a "tu".
El otro día le vió cuando tropezaba con "mucha ironía" y fue corriendo, pero ya estaba "mucha ironía" engañando a "yo" que conoció en aquel momento  a "mal humor".
"El" tuvo paciencia con "yo", intentaba hacerle desistir de su íntima amistad con "mal humor" y "mucha ironía" de quienes no se fiaba.
Por fin gracias a un amigo de "El" apellidado "de casualidad inesperada", "yo" no volvió a ver a "mal humor" y "mucha ironía".

.
"El" le contó una vez a "yo", que su madre "S.A." tuvo mala vida y su padre "de tal palo.." no era bueno.
Durante mucho tiempo, pensó que sería siempre "otro", esa persona con la que siempre comparas a alguien, y le dolía, pero le confió que desde que se encontró con él,. se siente "El".
Por eso "yo" era tan importante para "El" , ya que le hacía sentirse "El".
Aquello animó a "yo", que conoció por "El" a "confianza" que es muy pequeña pero que es grande de espiritu y a "tranquilidad"  muy gorda ella. También es amigo ahora del "de al lado", que a veces es un poco pesado, pero que muchas otras, está cuando le necesitas.
"yo" sólo pudo presentarle a "nadie" un día que "cansancio" apareció mientras hablaban, para buscar a su hijo.
"El" ni se había dado cuenta, dijo que "nadie" le recordaba a un amigo que murió un poco antes de conocer a "yo" y que se llamaba "soledad de todos".

A veces "El", se siente triste y parece enfadado cuando "yo" y "de al lado" quieren charlar con él, quizá porque añora a "soledad de todos", al igual que "yo" añora a "nadie" en algunos momentos.



Nota: hasta aqui "el rescate"
Me surge ternura al leerlo, porque recuerdo...